El estado y la institucionalidad son cómplices y responsables.

Por Red por la infancia popular. Concepción, 28 de Septiembre 2020

A día de hoy, son más de 20 niñxs (dentro de los casos conocidos) de la región del Bio Bío que han sido desaparecidos de hogares como Nido, Tupahue, Cread Arrullo, Lleguen, Medalla Milagrosa de los territorios de Hualpén, Talcahuano, Concepción y Los Ángeles, todos hogares con historiales de violencia, directores acusados de abusos sexuales y prostitución infantil, donde los culpables siguen gozando de impunidad como es el caso de Evelyn Oñate.

El legado pinochetista que marca el carácter central de un organismo como Sename no se basa solo en la fecha de origen de este, sino que también en el vil contexto en que se desenvuelve, dónde lxs niñxs se ven rodeadxs de violencia, maltrato, torturas y muerte provocadas por la nula preocupación estatal en los derechos y la protección de la infancia, además de la histórica complicidad de esta con redes de tráfico de las cuales forman parte quienes hoy dominan en el poder.

Los últimos informes revelados para exponer las situaciones de vulneración que se viven dentro de Sename nos demuestran la violencia que históricamente ha sufrido la infancia a manos de la institucionalidad, que privatiza su protección, convirtiéndose en un negocio más con los cuales lucrar, con preocupantes cifras de más de 1313 muertes solo entre el 2005 y 2016. Entre la totalidad de los centros que administra el Sename, sumado al 88% de los gestionados por particulares, se constataron 2.071 abusos, 310 de ellos presentados con connotación sexual.

A día de hoy, son más de 20 niñxs (dentro de los casos conocidos) de la region del Bio Bío que han sido desaparecidos de hogares como Nido, Tupahue, Cread Arrullo, Lleguen, Medalla Milagrosa de los territorios de Hualpén, Talcahuano, Concepción y Los Ángeles, todos hogares con historiales de violencia, directores acusados de abusos sexuales y prostitución infantil, donde los culpables siguen gozando de impunidad como es el caso de Evelyn Oñate.

De los niñxs no hay registro, muchos han sido borrados del registro civil, alejados forzosamente de sus familias, aplicando fraudulentos métodos como adopciones ilegales, prohibición de visitas y con engaños para firmar documentos, donde aquellos que ostentan el poder se aprovechan de su posición de privilegios por sobre estas madres y actúan en tranquilidad y complicidad de la institucionalidad.

El estado aun habiendo firmado la Convención sobre los Derechos del Niño, que implica asegurar que todxs lxs niñxs se beneficien de una serie de medidas especiales de protección y asistencia. Chile sigue siendo el único país de Latinoamérica que no tiene una ley que garantice la protección real de la infancia, una vez más demostrando atentar contra estas familias y la niñez, prefiriendo lucrar con esta, ocultando informes realizados para revelar los horribles hechos acontecidos en residencias del Sename, lo cual expone y desprotege gravemente a la infancia, quienes no sólo son vulnerados física, psicológica, sexual y socialmente, sino que también cargan durante años con el dolor de quienes les hacen creer que sus familias no los quieren y abandonan.

Llamamos a tomar conciencia sobre lo que está ocurriendo con nuestra infancia, ya que el daño que sufren es sistemático y estructural, con actores como trabajadorxs sociales, directorxs de residencias de Sename, congregaciones religiosas, partidos políticos y todos aquellos que se encuentran en el bloque en el poder, como involucrados.

Es importante darse cuenta que el avance del fascismo y de las ideas ultraderechistas no solo las vemos en la legislación o en las calles donde han masacrado históricamente a nuestro pueblo, sino que, también atacando constantemente y frente a nuestros ojos, a la infancia. Las redes de tráfico de niñxs no son algo nuevo, son millones los casos en toda Latinoamérica y la complicidad de los partidos políticos es un factor en común. En Chile, el negocio económico de Sename es utilizado por partidos políticos, quienes han sido conocidos públicamente por casos sobre mal uso y desviación de recursos, y no solo eso, sino que además el lucro al utilizar los puestos de dirección en centros de Sename para campañas electorales o beneficios propios. No podemos dejar de mencionar, que han sido numerosos los casos en que se han tratado de investigar las vulneraciones a la infancia, pero al parecer la complicidad dentro de la institucionalidad atraviesa hasta los mismos partidos “de izquierda”

Hoy son muchas las madres y familias que han tejido redes para poder dar a conocer su historia de lucha en un camino repleto de obstáculos fijados por un modelo patriarcal, capitalista e infantofóbico que mercantiliza la vida de hasta los más inocentes al verlos como objetos de consumo y explotación.

El estado ha demostrado no tener interés en proteger la infancia, organismos como Sename son utilizados como herramientas para seguir marginando a lxs niñxs más pobres, no solo de la posibilidad de vivir su infancia de forma plena y libre, sino que también sentenciándolos a un futuro en donde se les estigmatiza y criminaliza, sin voluntad e intención de reincorporarlos y velar por sus derechos. Dañando completamente su integridad y su autoestima hasta convertirlos en otras víctimas del sistema.

Las últimas acciones del estado entorno a la infancia se resume en vetos presidenciales a leyes que implican la creación de una ley de garantía para la protección de la infancia. Frente a esto nos vemos en la necesidad, desde asambleas y espacios populares, de organizarnos desde nuestros territorios para velar por una incorporación y protección de lxs niñxs y adolescentes, siendo autocríticxs con nosotrosxs mismxs al poder ir cuestionando nuestras acciones y superando el adultocentrismo sobre el cual se ha construido este modelo.

Es importante como pueblo poder escuchar a la infancia y articularnos para enfrentar estas situaciones que aprisionan sistemáticamente y que vulneran de forma grave a la niñez, ya que la dignidad comienza en la infancia y debemos ser capaces de reconocer cómo este sistema patriarcal y capitalista los deja totalmente desprotegidos.
¡De forma inmediata se vuelve necesario comenzar a guiar nuestro accionar en pos de la protección de la niñez!

Este 28 de septiembre nos articulamos como espacios y asambleas territoriales de la región del Bio Bio mediante la red por la infancia popular, atendiendo al llamado nacional de los colectivos de madres que buscan a sus hijxs, para visibilizar lo que está ocurriendo y el daño sistemático del cual el estado y la institucionalidad son cómplices y responsables.

Entendemos que es el pueblo organizado por la protección de la niñez, frente a un sistema explotador, el que busca la construcción de la realidad actual y futura, por lo que llamamos a movilizarnos de diversas formas ¡para denunciar las vulneraciones contra la infancia!, exigiendo que los y las culpables sean imputados de forma inmediata y que los aparatos y entes involucrados sean eliminados de raíz.

¡La dignidad comienza en la infancia! NO+SENAME!

EL ESTADO TRAFICA NIÑXS
[EL PUEBLO SE ORGANIZA CONTRA LA MAFIA DEL SENAME]
¡CARCEL PARA EVELYN OÑATE Y TODOS LOS CULPABLES!

*Foto de portada @Naranjadelbosque de la propuesta textil de Natalia Cabezas.

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=153115886412751&id=100051430203183

Carta Abierta a psicólogos y psicologas: Niñxs bajo la infame sombra de un Hogar de “protección” del Sename en Hualpén.

Por: Colectivo Notros, Grupo de Investigación, Acción y Reflexión en Comunidades.

El saber psicológico debe ponerse al servicio de una sociedad

donde el bienestar de los menos no se asiente sobre el malestar de los más,
donde la realización de los unos no requiera la negación de los otros,
donde el interés de los pocos no exija la deshumanización”

Ignacio Martín Baró (1989)

Hace un mes, la Defensoría de la Niñez hizo pública una querella por violación, abuso sexual agravado y explotación sexual infantil, en contra de Evelyn Oñate Caamaño, directora del hogar de menores “Nido Concepción”, ubicado en la comuna de Hualpén, Región del Bío Bío. En el hecho imputado –según notas de prensa-, una niña de 8 años y su hermano de 6, habrían sufrido violencia sexual y torturas por parte de supuestos “donantes” a cambio de “aportes monetarios”. Entre otros tormentos, lxs niñxs debían dormir a la intemperie y en ocasiones les era negado el alimento.

La principal responsable de estos hechos de acuerdo a la querella interpuesta, es psicóloga. Es decir, estos hechos no sólo nos interpelan humanamente, sino que también desde una mirada profesional. Nos parece gravísimo que una profesional, amparada en su título y cargo, pudiese haber ejercido actos que constituyen una violación a los derechos humanos, lo que, como Colectivo Notros, nos ha hecho reflexionar acerca del lugar que ha ocupado esta denuncia en términos de nuestro colectivo profesional.

El caso de los pequeños hermanos no sería el único. Madres de niños y niñas ingresados al hogar sureño han realizado diversas manifestaciones acusando la desaparición de sus hijos e hijas. De acuerdo con sus relatos, Evelyn Oñate y otras funcionarias del recinto, les han impedido sistemáticamente visitar a sus hijos e hijas, negándoles además todo tipo de información, incluso no existirían antecedentes de lxs niñxs en el Registro Civil. Ya suman 11 niños y niñas de quienes se desconoce su paradero.

Estos hechos siguen y suman, profundizando la crisis de la institucionalidad de la infancia en nuestro país, dejando en evidencia la necesaria y urgente transformación de la institucionalidad que supone velar por los derechos y protección de las infancias. Sename se ha convertido en una entidad en la que se ha ido desdibujando su principal misión -resguardar los derechos de niños, niñas y adolescentes- a partir de una lógica de tercerización y precarización de “servicios”, lo que muchas veces resulta en una profundización de daños y produce mayores brechas de desigualdad vital.

Como Colectivo Nosotros, consideramos urgente que la comunidad profesional y particularmente las Escuelas de Psicología y organizaciones gremiales, nos interroguemos sobre la relevancia que presenta la dimensión ética, política y moral. Particularmente, pensamos que se hace cada vez más necesaria la incorporación de una formación en derechos humanos en los curriculums de los profesionales de las ciencias sociales. Lo que sumado a una reflexión crítica y permanente, tanto a nivel teórico como práctico, permitirá cuestionar y prevenir la reproducción de lógicas abusivas, violentas y cómplices frente a las problemáticas con las que trabajamos.

El saber psicológico, según nos explicaba el académico Ignacio Martín Baró, “debe ponerse al servicio de una sociedad donde el bienestar de los menos, no se asiente sobre el malestar de los más, donde la realización de los unos no requiera la negación de los otros, donde el interés de los pocos no exija la deshumanización”. Estas palabras confieren sentido a la discusión de temáticas graves que están aconteciendo en este devenir actual tan problemático y complejo del Chile actual, y que se ha visto claramente evidenciado en las demandas sociales que se declararon con fuerza en el Estallido Social y actualmente en la crisis sanitaria, donde podemos reconocer que el refuerzo cultural de prácticas individualistas y mercantiles han cosificado y banalizado todo, incluso la vida.

Si bien se conoce que la pobreza, la exclusión, el abandono y la violencia tanto física como sexual, lamentablemente no son prácticas nuevas. Pareciera ser que, como sociedad y, particularmente, como instituciones encargadas de la formación de profesionales, hemos postergado, negado, minimizado e, incluso, invisibilizado el maltrato grave hacia niños y niñas. Creemos que este silencio no tiene justificación.

Más que nunca se necesitan profesionales a la altura de estas circunstancias, comprometidos con la protección de los derechos humanos y de la infancia, así como dispuestos a estar al servicio de las necesidades que demanden las comunidades. Basta de silencio y complicidad.

Colectivo Notros
Grupo de Investigación, Acción y Reflexión en Comunidades

Convenio SENAME/ANI: control social desde la niñez

Por La Zarzamora

Repudio generalizado causó la salida a la luz pública de un convenio de “colaboración entre la Agencia Nacional de Inteligencia y el Servicio Nacional de Menores, el cual permite que este organismo de control acceda a la información personal y relevante de las, los y les menores recluidos en los centros del SENAME.

Hace pocos días atrás se hizo público un comunicado de SINTRASUB, Sindicato Interempresa Nacional de Trabajadores Subcontratados del Sename, en el cual se denunciaba un alarmante convenio generado entre el servicio nacional de menores SENAME y la ANI Agencia Nacional de Inteligencia. En este comunicado se menciona:

El 21 de febrero del presente año, mediante resolución exenta N° 601, el Servicio Nacional de Menores, a través de su directora nacional, aprobó el denominado “convenio de colaboración y coordinación con la Agencia Nacional de Inteligencia”; cuyo objetivo es facilitar a dicha Agencia de Inteligencia el acceso de información que posee SENAME y que la ANI considere relevante y pertinente para generar inteligencia, estableciéndose una alianza estratégica de cooperación institucional”

Así mismo el sindicato denunció que por medio de este convenio se está “criminalizando a la niñez y juventud, utilizando al SENAME como base de información para orquestar los planes destinado a controlar la población sistemáticamente vulnerada”

Audio de adolecente vulnerado en el SENAME:

¿En que consiste este convenio?

Este convenio permite a la inteligencia del gobierno (ANI) acceder a la información personal de todos los menores privados de libertad en los centros del SENAME, esto incluye informaciones que ni siquiera a organismos que se dedican a la protección de la infancia, como la defensoría de la niñez, se ha autorizado a acceder, tal como lo señalo la defensora Patricia Muñoz. Desde dicho organismo se presentó un recurso de protección contra el convenio, el cual fue declarado inadmisible por la “justicia” por determinar que este fue ingrsado “fuera de plazo”. Sin embargo se busca revocar dicha resolución.

En el documento, publicado por el medio The Clinic, se presentan los objetivos de esta intervención:

a) Facilitar a la Ani, el acceso a información que posee el SENAME que es relevante y pertinente para producir inteligencia y efectuar apreciaciones globales y sectoriales, según las facultades que la ley ha otorgado a la ANI.

b) Asistir al SENAME, en la adopción de normas y procedimientos de protección de sistemas de información crítica.

c) Desarrollar una alianza estratégica de cooperación institucional, con el objeto de establecer vínculos para la ejecución de acciones a fines al cumplimiento de los respectivos objetivos institucionales, incluyendo la capacitación en materias de competencia propias de cada institución.

Impresiones territoriales

En nuestro contexto territorial (Wall Mapu), este convenio se presenta como una profunda amenaza hacia la niñez mapuche, la cual se ha visto vulnerada durante décadas, gobierno tras gobierno, por medio de la violencia policial militarizada. Casos como el asesinato del menor Alex Lemún, de 17 años el año 2002, el ataque con más de 180 perdigones que recibió Brandon Hernández Huentecol (17) por la espalda, los allanamietos en las comunidades o las prisiones politicas de tantos menores de edad que han vivido el racismo estatal, han marcado la memoria reciente.

Ante esta situación nos comunicamos con Onésima Lienqueo, vocera y representante de la Red por la Defensa de la Infancia Mapuche, quién nos manifestó al respecto:

Lo que queremos plantear, es que esta acción del gobierno no es casual, sino más bien reiterativa. ¿Qué permite el día de hoy al gobierno y en específico al Ministerio del Interior tener mayores facultades para la criminalización de los estudiantes secundarios movilizados, como también de cada NNA (niñas, niños y adolecentes) que lleva un proceso de reivindicación y protesta por sus derechos tanto colectivos como individuales? Existiendo nuevamente estigmatización y mayores vulneraciones, no respetando el cuidado y protección de cada uno de ellos. Nuevamente no son considerados garantes de derechos, nuevamente son invisivilizadxs por un estado que esta lejos de cumplir su rol como protector de la niñez y adolescencia en Chile. Es importante mencionar que el Servicio Nacional de Inteligencia ha desarrollado ya investigaciones a menores de edad. Claro es el caso de los adolescentes mapuches acusados por la ley antiterrorista, los cuales han sido encerrados en los centros de reclusión adolescente del SENAME”

Onésima Lienqueo

En el siguiente audio emitido en el informativo de #RLZ, la defensora de la niñez mapuche se refiere nuevamente al tema

Presxs políticxs del SENAME

Durante el proceso de rebelión levantado por el pueblo desde el “estallido”, el Estado comienza una ola represiva militarizada, la criminalización de la legitima protesta social en su contra, comienza a llenar las cárceles y en el caso de los, las y les menores de edad, los centros de régimen cerrado del SENAME.

Según datos de la Defensoría Penal Pública- más de 4.000 niños, niñas y adolescentes fueron detenides en el contexto de las manifestaciones, entre octubre y diciembre del 2019, y de estos casos 186 terminaron con medidas cautelares de prisión preventiva.

Vale recordar los casos de Joaquín, Sofía, Kevin, Damian y otros adolescentes que están o estuvieron en la cárcel del SENAME en el contexto de la revuelta social. En el siguiente video llamado “Presos en el Sename por Protestar” y realizado por Interferencia.cl, escucharemos sus sentires ante el encierro político.

Este inaceptable convenio que entrega la infacia crítica y a la más vulnerada a un control social absoluto, por medio de la intervención de las fuerzas represivas del Estado, criminalizay violenta las vidas de lxs niñxs secuestradxs en los centros del SENAME, una sociedad que ignora este tipo de hechos, no tiene sentido.-

(M)Humberto Tapia detenido por apremios ilegítimos tras brutal represión a alumnas del Liceo 7

Por La Zarzamora

Hoy miércoles 6 de noviembre el Ministerio Público confirmó la detención del mayor Humberto Tapia Zenteno, bajo el cargo de  APREMIOS ILEGÍTIMOS, luego de ser identificado como el responsable de la brutal represión a alumnas del Liceo 7, el día de ayer, en Santiago.

La diligencia al mando del Fiscal Fernando García, de la Fiscalía Centro Norte, ordenó a la sección de DDHH de la PDI materializar la detención de Tapia, jefe de la Unidad Territorial Santiago Centro y perteneciente a la cuarta comisaría de la misma ciudad, quien pasó hoy a control de detención, por su responsabilidad en el violento procedimiento de FFEE, que términó con 2 alumnas de 17 y 16 años heridas con decenas de perdigones en sus piernas.

Videos y fotografías realizadas por apoderados del Liceo 7 permitieron identificar a Tapia, quien aparece en las imágenes sin identificación, dejando en evidencia la violencia desmedida y abuso de poder con el cual actúan las Fuerzas Especiales de Carabineros de Chile, una de las instituciones más cuestionadas y rechazadas socialmente, precisamente por los vejámenes y violaciones a los DDHH, sumado a los numerosos casos de corrupción.

Es necesario mencionar que el procedimiento de FFEE, contó con la autorización de la directora del establecimiento educacional Denisse Berenguela, en una práctica masivamente cuestionada en las redes sociales.

Newentuleymün Sayen egu Lorenza

El 14 de Octubre del 2016 en Concepción la defensora lavkenche Lorenza Cayuhan,  fué obligada a parir engrillada a su hija Sayen.

Desde La Zarzamora celebramos con alegría su nacimiento y contra el olvido hacemos memoria de su existencia.

Sayen significa Mujer de gran corazón.

“Desde un principio… “

Christian Pino, Andrea Concha y Cristina Segundo son los nombres de los tres gendarmes involucrados como únicos responsables de la tortura que vivió lorenza Cayuhan, madre de Sayen, cuando debió ser trasladada desde Arauco con altas medidas de seguridad y luego permanecer con grilletes en una sala de la prestigiosa Clínica de La Mujer en la Ciudad de Concepción mientras se le realizaba una cesárea de alto riesgo producto de una preeclampsia desatendida por gendarmería de la cárcel de Arauco.

Chistian Pino, tras 16 sesiones de juicio en el juzgado de garantía local de Concepción, resultó absuelto de todo cargo, mientras las gendarmes Andrea Concha y Cristina Segundo decidieron declararse culpables durante el segundo juicio abreviado en Septiembre, tras la anulación del primer juicio que resolvió la inocencia absoluta de los tres imputados en Mayo del presente año.  La resolución del juzgado finalmente concluyó la pena de un año de suspensión de sus funciones y una multa de 2 UTM para cada una.

Lorenza Cayuhan, quien antes fue dirigente de su comunidad, siempre lo supo; en entrevista con compañeras de la red de comunicadoras feministas lo había expresado:

“Yo creo que no va a haber justicia, osea no hubo, no va a haber, no habrá, lo hemos sabido desde un principio, nosotros como mapuche siempre somos mirados como debajo de ellos, de hecho lo he dicho en varias entrevistas que siempre ellos se van a defender entre ellos” …“creo que va a ser mínimo lo que ellos van a obtener, y para mi va a quedar siempre, ellos hacen su trabajo, hacen su vida normal, en cambio para mi va quedar algo marcado y que no se va a poder olvidar, porque yo fui la que viví todo el proceso”

Lorenza Cayuhan.

Lorenza tenía cuatro meses de embarazo cuando fué condenada a la cárcel, luego de que la familia Cayuhan decidiera recuperar el territorio lavkenche que históricamente perteneció a sus antepasados y permanecía hasta entonces usurpado por la forestal Arauco, principal responsable del daño y empobrecimiento de las tierras y comunidades aledañas.

Mawidanche en mapudungun significa “gente de la montaña” .

De camino a Mawidanche es posible ver el mar y justo en medio de la montaña, entre los pinos que la parasitan, está la comunidad donde Sayen y su gente viven en la tranquilidad que carabineros les permiten, ya que cada tanto se dejan ver por el camino de ripio con sus tanquetas de guerra o entorpeciendo la vista al cielo con sus helicópteros.

“Cuándo los niños ven a los carabineros se asustan”

ha dicho Lorenza, porque cuando allanaron Mawidanche, mientras dormían, entraron 200 efectivos del GOPE armados y dando vuelta todo a su paso.

Para que nunca más, ninguna otra mujer, ninguna otra niña.

El caso de Sayen dió la vuelta al mundo y luego de seis meses de reclusión en la clínica de la mujer de Concepción, junto a su madre, debieron ser trasladadas nuevamente al mismo recinto penitenciario de Arauco, donde el embarazo de alto riesgo había sido ignorado por gendarmería.

Así, desatendiendo el deseo y la necesidad de Lorenza, como mujer mapuche privada de Libertad, fué ignorado el Convenio 169 de la OIT que habla del cumplimiento de penas y sanciones diferentes o alternativas para personas de Pueblos Indígenas. Lorenza, lejos de su montaña lavkenche y de la alternativa de un parto tradicional mapuche, con su pequeña en los brazos, en vez de acceder algún centro semicerrado de educación y trabajo debió “volver a sus torturadores”. como alguna vez señaló su hermano José.

Sucede que en Chile, además del racismo y el casi nulo reconocimiento a los derechos de los pueblos originarios, no existen las condiciones mínimas de resguardo para las mujeres que asumen la maternidad tras las rejas ni menos para los hijos e hijas de éstas, quienes al cumplir los dos años de edad deben ser separados de sus madres. Este fué uno de los tantos riesgos que corría Sayen en la cárcel.

“En la cárcel no hay controles como corresponde, ni para uno ni para los niños” ha dicho Lorenza, “Va una enfermera las revisan y se van, no sé de a donde vienen, porque de Sayen no existe ningún registro. Sayen es prematura  y no tiene ni un control como niña prematura. Ella debió haber tenido controles cada dos meses, no como los otros niños que es cada seis. A mí nunca me informó la enfermera que tenía que ser así.

Lorenza Cayuhan

Con foco en la garantía plena del interés superior del niño y la niña declarado en la Convención Internacional de sus Derechos, diversas organizaciones de la sociedad civil, plantearon ante el senado el proyecto de “Ley Sayen” iniciativa que busca establecer que las mujeres embarazadas o con hijos e hijas de hasta tres años puedan cumplir sus condenas con medidas no privativas de libertad o con arresto domiciliario, priorizando el derecho de los niños y niñas crecer libres.

Mientras avanzan las leyes para los pueblos, para las mujeres y para la niñez, como siempre, más lento que un caracol, seguiremos tejiendo como arañas redes y más redes de amor rebelde y solidario, para que jueguen libres todas las niñas de gran corazón.

Feliz cumpleaños Sayen!!!!

21.01.19 Audiencia Lorenza Cayuhuan Fotograf’as: Nicole Kramm

CAMINATA DE LXS SIN VOZ: 3 años denunciando al sistema carcelario

Este 18 de Agosto comenzó en las ciudades de Osorno y Aysén, la tercera CAMINATA DE LXS SIN VOZ, acción que busca visibilizar la brutal realidad que se vive en los centros penitenciarios de $hile y que este año hará énfasis en la situación de las mujeres privadas de libertad.

La instancia, generada por Gloria Moneny activista anticarcelaria en conjunto con organizaciones de distintos territorios, tiene como objetivo visitar las diferentes cárceles para escuchar, acompañar, recopilar relatos y denunciar las condiciones en las cuales se encuentran millones de mujeres, niñxs y hombres en estos verdaderos “centros de exterminio”.

Gloria Moneny, comenzó a realizar esta caminata hace ya tres años, luego de perder a uno de sus hijos dentro de la cárcel de Valdivia. Para lograrlo tuvo que enfrentar diversos obstáculos, muchas veces acampando en las calles o pidiendo comida, sin embargo, al momento de referirse a esta experiencia nos expresa con la fuerza de siempre: “Yo estoy contenta de hacer esta caminata, la vida me colocó esto y yo lo tomo lo mejor posible, es una experiencia única, Soy la primera mujer en chile que hace una caminata de lxs sin voz, lo digo con humildad, con mucha humildad, porque se me murió un hijo y llevo muchos años peleando para encontrarme en otra ciudad con otras mujeres que se les han muerto los hijos, si yo pude pararme se están parando otras mujeres también, nadie está libre de nada”

Para poder darle curso a este recorrido, quienes conforman la CAMINATA DE LXS SIN VOZ desarrollaron el pasado 8 de Agosto en Valdivia, un almuerzo solidario que contó también con un conversatorio, donde organizaciones como LEASUR y la ONG Marco en Libertad, expusieron importantes datos sobre lo que sucede actualmente en las cárceles de $hile, principalmente en cuanto a la realidad de millones de mujeres que viven junto a sus hijos las violencias del sistema carcelario.

LA MATERNIDAD EN LA CÁRCEL

Las condiciones de las mujeres que son madres dentro de la cárcel, así como de lxs de niñxs que nacen en ellas han sido constantemente invisibilizadas, la urgencia de denunciar y actuar frente a estas vulneraciones hace que este sea uno de los ejes de la caminata de este año.

Lxs niñxs nacidos dentro de las cárceles pueden convivir solo hasta los dos años de edad con sus madres, en este momento cuando no hay algún familiar considerado “apto” para la crianza, son derivados a centros del SENAME, institución fuertemente cuestionada debido a los terribles casos de muertes y abusos contra niñxs ocurridos en sus centros.

En la actualidad, según cifras determinadas por la misma Gendarmería, existen al menos 3.751 mujeres privadas de libertad, de las cuales 81 se encuentran embarazadas. Así mismo se constató que existen hoy 117 menores de 2 años, viviendo con sus madres dentro de las cárceles, la mayoría de las veces en celdas comunes, ya que solo un pequeño porcentaje de estos centros de reclusión, cuenta con secciones materno infantiles.

Estas mujeres, son jóvenes de entre 25 y 29 años con bajo compromiso delictual, esto quiere decir que están ahí por delitos no violentos, mayoritariamente por ejercer el microtráfico.

“Los niños que se crían en los centros , que viven ahí con sus madres son invisibles, por eso consideramos desde el feminismo anti punitivista, desde una perspectiva anticarcelaria, que esto es un tema muy importante, porque algo nos está diciendo, algo muy relevante que no reflexionemos como sociedad, sobre que implicaciones va a tener para una mujer, llegar a un lugar donde tendrá a su hijo, donde un niño se va a criar sus primeros años” expresó Romina Altamirano de la ONG Marco en Libertad y parte del Estudio Jurídico Comunitario, durante el conversatorio.

Bajo este contexto carcelario, las mujeres crean nuevos núcleos familiares, la mayoría de las veces son familias monoparentales, pero también se desarrollan otros roles afectivos en conjunto con las demás presas para lograr sostener la crianza.

Frente a esta realidad, el año 2017, LEASUR en conjunto con Corporación Humana (corporación de carácter feminista) y la ONG en Marcha, presentaron un proyecto de ley en el congreso llamado “Ley Sayen”, el cual hace referencia a la terrible violencia vivida por LORENZA CAYUHAN, comunera mapuche obligada a parir engrillada por gendarmería. Este proyecto tiene como objetivos principales eximir de la medida cautelar de prisión preventiva a las mujeres que estén embarazadas o con hijos menores de 3 años y en segundo lugar, suspender la condena privativa de libertad en los casos anteriormente mencionados, conmutando la pena por una medida que se pueda cumplir en libertad.

Fotografía: Adriana Lestido, “Mujeres presas”

LAS CONSECUENCIAS DE LA MATERNIDAD EN LA CÁRCEL

En el conversatorio también estuvo presente Carlos Elgueta, de LEASUR, quien explicó que existen al menos 3 consecuencias claves que sufren las mujeres que son madres y que han pasado su embarazo en la cárcel, así como los niños nacidos tras las rejas:

1- La violencia obstétrica:

La mayoría de las mujeres privadas de libertad, que viven su maternidad dentro de la cárcel, sufrió este tipo de violencia durante el embarazo y en el momento del parto. “En el camino que te llevan desde la cárcel al hospital a tener a tu guagua, van engrilladas, paren engrilladas de pies y de manos, en presencia de funcionarios hombres, y es una situación súper violenta, esas consecuencias quedan para los niños y para las madres” expresa Carlos refiriéndose a los relatos recopilados el año 2018.

2-Enfermedades:

Otra consecuencia son las enfermedades y carencias en cuanto a salud, a la que se exponen niñas y niños que viven con sus madres dentro de las cárceles. Estando también privados de libertad, estxs no son considerados usuarixs en términos de salud por el sistema carcelario, encontrándose en riesgo constante al no poder tener una atención adecuada. Si unx menor sufre algún problema de salud lxs estx pasa a ser responsable de un gendarme, quien debiera hacerse cargo de llevarle a un hospital o consultorio, hecho que muchas veces no es posible de comprobar.

3-Marcas emocionales:

Por último Elgueta destacó la gravedad de las marcas emocionales con las que quedan las niñas, niñes y niños que nacen y crecen dentro de estos centros. “Muchas mujeres nos decían que las primeras palabras que aprendían las y los niños adentro eran decir cabo y a cuadrarse al lado de ellas, cada vez que había un conteo en la mañana por parte de los gendarmes”, expresó.

LA CÁRCEL FUE PENSADA Y CONSTRUIDA PARA LOS HOMBRES

Más del 60% de los centros penitenciarios que existen en $hile, son lugares donde no hay una perspectiva de género. No existen cárceles para mujeres, estas han sido históricamente construidas y pensadas para albergar a hombres y es común que solo se disponga de una parte del centro penitenciario para ellas, siendo ubicadas en espacios comunes y muy raramente encontraremos separaciones por módulos, como en el caso de las cárceles de hombres, hecho que muchas veces pone en serios riesgos la vida de las reas.

Así mismo en algunos territorios, las presas tienen que sobrevivir en cárceles repletas de hombres, en las cuales se arriesgan constantemente a la violencia patriarcal. “Hay centros que son para hombres, que no cuentan con espacio para mujeres, donde estas tienen que convivir dentro de un entorno masculino. Aquí hay una niña que está encerrada, que se le murió su mamá y tiene a su guaguita, y no puede salir al patio porque hay violadores en el centro, osea tiene más derecho un violador que camina por el patio, que una niña con la guagua y eso eso lo tenemos que cambiar nosotras como mujeres”, señaló Gloria Moneny.

Sin duda alguna se hace urgente el denunciar las terribles vulneraciones que viven mujeres, niñas, niños y niñes dentro de las estructuras carcelarias, por esto LA CAMINATA DE LXS SIN VOZ es una instancia cada vez más necesaria para confrontar el ocultamiento y la invisibilización conveniente de esta realidad, generada por el Estado, los gobiernos de turno y sus estructuras.

Si quieres sumarte y cooperar busca la ruta de la caminata de lxs sin voz y apoyala en tu territorio!

Busca más información sobre la ruta en el facebook: Caminata de lxs sin voz

ÑK