29 DE MARZO: DÍA DE LA JUVENTUD COMBATIENTE, MEMORIA Y PRESENTE

Por: La Zarzamora

Si vives o has pasado por estos territorios del sur de Abya Yala, debes haber escuchado, visto o participado en el día de la juventud combatiente, fecha que alude al asesinato de los hermanos Eduardo y Rafael Vergara Toledo, el año 1985, a manos de una patrulla de la 21 comisaría de Estación Central, Santiago. El mismo día, la joven combatiente Paulina Aguirre de 20 años fue interceptada en el sector El Arrayán y asesinada por agentes de la CNI. Estos hechos marcaron la historia de la lucha callejera y el enfrentamiento frontal contra el poder, encendiendo la rebeldía de generaciones completas. Un día en el cual se rememoran las vidas y acciones pasadas, para reflejarlas materialmente en el presente. Pero también un día en el que se recontextualizan año a año las estrategias de ataque frente a las nuevas formas del enemigo. Así recontextualizando, hoy nos atrevemos a nombrarle DÍA DE LA JUVENTUD COMBATIENTE para no excluir a las y les combatientes que han seguido nutriendo la lucha, identificando opresiones antes invisibilizadas. Este día tiene un inicio, pero también un antes y un después, un entramado de historias que se conectan y revitalizan intergeneracionalmente, sin abandonar el camino de la confrontación y el ataque contra la estructura completa de dominación, una lucha que no acaba con gobiernos de turnos ni reformas, esa lucha que mantiene viva la necesidad imperante de destruir los bastiones y paradigmas del sistema, esa lucha que crea formas nuevas de vivir, que no espera nada del poder, que no lo alimenta, que dejó el papel de víctima, para tomar la ofensiva constante a través de la historia.

El 29 de marzo de 1985 los hermanos Rafael y Eduardo Vergara Toledo, hijos de Luisa Toledo y Manuel Vergara y militantes del MIR, fueron asesinados a cuadras de su casa, en plena dictadura cívico-militar  por una patrulla de carabineros. Aquel día la CNI, había sido alertada de la aparición de municiones en la grieta de una pared, esta pared era parte de una casa del sector El Arrayán, la cual era arrendada por Paulina Aguirre, quien al volver de la casa de su abuela, fue interceptada y abatida por órdenes de Corvalán y Bauer.

Barricadas víspera del día de la juventud combatiente. San Pedro, Concepción. Año 2022. Vía @RVF

La dictadura dejó al rededor de 3.065 muertes y desapareciones desde 1973 a 1990, sin embargo las constantes rearticulaciones de compañeras y compañeros en grupos de resistencia armada, lograron que este periodo se caracterizará también por la capacidad organizativa y operativa, así quedo plasmado en la historicidad subversiva de finales de los 80, con acciones políticas emblemáticas que marcaron la memoria rebelde.

De esta manera el MJL junto al MIR y el FPMR Autónomo, se convierten en espacios que hacen confluir a jóvenes con ideas subversivas radicales, que se materializan en acciones de recuperación de armamento, recuperacion de dinero para la organización, recuperación de alimentos, ataques a las fuerzas represivas y organización territorial. Sin duda una de las acciones más destacadas eran las recuperaciones de camiones cargados de alimentos, este ejercicio consistía en interceptar al camión para luego tomar el alimento y colectivizarlo en las poblaciones más precarizadas.

Los 90 llegaron con la puesta en escena de la transición democrática, Pinochet luego del plebiscito debe traspasar el poder a la sociedad civil, o al menos eso querían construir en el imaginario los siempre cómplices medios de comunicación. Aylwin asumía la presidencia, con un cuerpo político lleno de hipócritas, cobardes y traidores, y bajo estas características desarrolló su vil gobierno, fiel a las delimitaciones dictatoriales, pero con pseudo «cambios», que bien trabajados mediáticamente, proporcionaban la idea ficticia de que el régimen había terminado.

Estas transformaciones de maquillaje, se manifestaron por ejemplo en la disolución de la CNI, para luego generar el 26 de abril de 1991, la llamada «Oficina» (Consejo Coordinador de Seguridad Pública). Esta entidad se encargó de perseguir, torturar y eliminar a compañeras y compañeros inconformistas que no cayeron en el engaño democrático y que comprendieron que sólo la destrucción de la estructura completa, permitiría un camino de liberación. En este período se realiza el ajusticiamiento de Jaime Guzman, ideólogo de la dictadura, y otras acciones de ajusticiamiento como el de Fontaine, ex director de la Dicomcar, vinculado al caso degollados.

Hoy revitalizamos esta historicidad para no olvidar que la institucionalidad democrática es una maquinaria asesina, que busca la pasividad para la mantención y reproducción de los privilegios de la burguesía. La instauración del «ya pasó», «nada lo justifica ahora», «hay espacio para el diálogo», es una estrategia vieja ya vivida, el engaño de la tranquilidad democrática luego de las masacres, tiende a conformar a quienes buscan acomodarse. Escenario similar al actual, en donde el poder se presenta bajo conceptos robados, coptados desde los movimientos feministas, antiextractivistas y territoriales.

Barricadas víspera día de la juventud combatiente. San Bernardo, Santiago. Año 2022. Vía @RVF

La idea de que ya no es necesaria la rebeldía, vuelve a posicionarse desde la élite intelectual, desde los medios de comunicación y por supuesto desde el poder, que con su nuevo disfraz, establece la continuidad de los privilegios de la clase dominante. Es así como hoy el gobierno socialdemócrata de Boric moviliza a 3.000 sicarios de carabineros para reprimir la primera jornada del día de la juventud combatiente, esto a días de que un paco sacara su arma de servicio para disparar dos veces al pecho de un joven durante las movilizaciones estudiantiles, a días de haber dejado inconsciente a otro para luego detenerlo y arrastrarlo hacia el carro policial, a días de haber confirmado que no habrá disolución, sino más de lo mismo REFORMA.

Hoy levantamos la memoria de nuestras muertes antiguas y recientes, para fortalecer la rebeldía de lxs inconformistas, de quienes no se dejan engañar por el cuento repetido (creerlo nuevamente es realmente incomprensible). Así mismo, reivindicamos la lucha de quienes hoy continúan en prisión tras optar por el camino subversivo, a aquellxs que el poder llama terroristas y que han entregado su vida al combate contra el estado y sus estructuras colonialistas, patriarcales y capitalistas. A las compañeras y compañeros de larga condena que siguen luchando desde dentro de las cárceles, a quienes siguen en prisión por la nefasta justicia militar, a lxs presxs políticxs mapuche que entregan su vida para lograr la autodeterminación de su pueblo y el fin del colonialismo, y a quienes en la última arremetida fascista vivieron masivamente las prácticas punitivas de la maquinaria estatal. No les olvidemos, desde afuera luchemos paralelamente y en conjunto con ellxs, para eliminar las modificaciones del DL 321 y las condenas de la justicia militar. La prisión política existe desde antes de la revuelta y la irresponsabilidad de invisibilizar a quienes están hace décadas en prisión, no hace más que descontextualizar nuestra realidad actual.

A continuación compartimos una serie gráfica que relata extractos biográficos de compañeras y compañeres combatientes, en un periodo histórico desde fines de los 80 hasta hoy.

Por ellas, por todes, que el fuego limpiador regrese a las calles, pero con memoria y certeza de lo que fuimos y de lo que queremos lograr.

Juventud combatiente presente.

Hasta el fin de la sociedad patriarcal, carcelaria, capitalista y especista. LIBERACIÓN TOTAL.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s