Amago de incendio en cárcel de San Miguel vuelve a develar negligencias y falta de protocolos de Gendarmería

«La torre estaba llena de humo estábamos afixiándonos, Gendarmería no nos abría los accesos. Hicieron unas escaleras de emergencia, las cuales no fueron utilizadas, no queremos morir quemadas».

Durante la noche de este lunes 17 de Mayo, nuevamente se agolparon decenas de familiares a las afueras de la cárcel de San Miguel, tras enterarse de la existencia de un incendio que cubrió de humo la Torre 3 y 2, el cual resultó sin víctimas fatales, pero dejó al descubierto que continúan las negligencias e incumplimiento de protocolos, que derivaron en lo sucedido el año 2010 y que terminó con la vida de 81 presos.

El incendio se habría originado en la Torre 3, aproximadamente a las 11:30 de la noche, colmando de humo las asinadas celdas de la torre y causando la intoxicación de las internas, quienes denunciaron también que no existieron protocolos de emergencia ni atención médica.

Desde Radio Primero de Mayo informaron que al menos cuatro carros de bomberos acudieron a la emergencia, lo cual habría permitido finalmente que esta fuese controlada, no existiendo víctimas fatales. Sin embargo aún se desconoce el estado de salud actual de las privadas de libertad.

Así mismo, esta radio denunció que Gendarmería otra vez habría entregado información incompleta e incluso el «funcionario» a cargo de atención telefónica, habría NEGADO la existencia de la emergencia, lo cual concurre en una grave irregularidad, que debe ser sancionada.

Foto: referencial

Desde el interior de la cárcel, las mujeres recluídas en este penal lograron contactarse con el exterior para informar la situación, lo que demuestra la importancia de esta comunicación para poder sobrevivir en estas circunstancias, en las cuales se suelen silenciar y ocultar los hechos, lo que como medio ya hemos presenciado en denuncias como el intento de inmolación de Catalina Becerra, en la cárcel de Angol y la destrucción de alimentos de encomiendas en la cárcel el Manzano, este último caso fué negado por Gendarmería y calificado como «montaje».

«Donde están los ddhh soy una interna de la cárcel de San Miguel, acaba hace unos minutos atrás de ocurrir un incendio, que creo ya fue controlado. La torre estaba llena de humo estábamos afixiándonos, Gendarmería no nos abría los accesos. Hicieron unas escaleras de emergencia, las cuales no fueron utilizadas, no queremos morir quemadas. Nuestras condenas son pagar privadas de libertad, pero no morir quemadas ni asfixiadas» señala una de las internas que logró comunicación con el exterior, dejando en evidencia que en concreto NO SE REALIZARON LOS PROTOCOLOS, NI SE UTILIZARON LAS MEDIDAS tomadas tras la masacre de San Miguel.

De la misma manera, habría existido una prolongada inhalación de humos por parte de las privadas de libertad, lo que hace urgente una evaluación médica de las Torres afectadas por el humo: «Yo soy una persona asmática y vi la torre llena de humo, tosía y tosía. Se descompensaron varias compañeras de acá del piso… no nos hicieron ningún tipo de atención médica, nada».

El hecho de que los accesos nunca fueron abiertos, más las suma de todos los datos denunciados, son casi una copia literal de lo ocurrido aquel fatídico 8 de diciembre del 2010. «Acá se va a repetir la misma historia que los 81 razones, por favor ayúdennos, 81 razones y DDHH, vengan a ayudarnos, hagan algo por nosotras las internas de acá, somos mujeres, somos madres, tenemos todas hijos, papá, familias afuera, hay familias gritando por nosotras alzando la voz, nosotras también tenemos derecho a alzarla» recalca una de las presas.

Esta emergencia se suma a una serie de denuncias que se han agudizado los últimos meses, no tan solo en la cárcel de San Miguel, sino en la mayoría de las cárceles del territorio.

Por favor ayúdennos, esto no puede seguir pasando, Gendarmería hace lo que quiere con nosotras, malos tratos, independiente de lo que está pasando ahora con respecto al fuego, al humo, hay malos tratos. No tenemos visitas, eso se entiende por la pandemia, pero no nos ingresan las comidas, por favor abogados de ddhh, que haya justicia por nosotras»

Relato de presa desde el interior de la cárcel.

A meses de cumplirse 10 años de la masacre de San Miguel, este amago de incendio, abre nuevamente la herida del episodio más terrible, bajo la responsabilidad de Gendarmería de Chile, en las últimas décadas.

Cesar Pizarro de 81 Razones por Luchar, nos da su apreciación sobre esta repudiable falta de protocolos en la emergencia:

Nos enteramos por las redes de lo que estaba sucediendo en la cárcel de San Miguel, ya han habido varios amagos de incendio, lo bueno es que por lo menos hay una reacción rápida de bombreros, que llegó rápido a la unidad penal, obviamente sabiendo lo que ocurrió hace 10 años en esa cárcel. Lo que nos molesta es la poca ayuda y empatía de Gendarmería, siempre diciendo que no son situaciones graves, cuando el humo también mata y según las informaciones, sabemos que nos les abrieron las puertas de emergencia para que pudieran salir a respirar,  aún sabiendo que aunque las saquen a las escaleras de emergencia (que están a la vista de la calle ureta cox), no se van a fugar las chiquillas, porque están dentro de la cárcel. Es lo mismo que deberían haber hecho cuando se quemó San Miguel hace diez años atrás, así que esperamos tener respuestas formales desde la institución y que puedan hacer la pega, los protocolos, la limpieza de los techos, donde va cayendo basura de la ventanas y que se termine con las situaciones de aislamiento que ocurren desde la torre 2 a la torre 5, donde tienen  a las compañeras aisladas. Sabemos que Gendarmería sigue torturando y estamos acá para seguir observando cada situación negligente que ocurra, por eso es importante la comunicación con el exterior. Ninguna agresión sin respuesta»

Cesar Pizarro, 81 Razones por Luchar.

Lo ocurrido el año 2010 en esta cárcel, es un ejemplo de la inexistencia de medidas que velen por la vida de las, los y les privades de libertad. Actualmente la cárcel de San Miguel alberga a cientas de mujeres y también lactantes que se encuentran al igual que sus madres en reclusión. Es imprescindible exigir a gendarmería el cumplimiento de los protocolos de emergencia, así como también que se determinen las responsabilidades en este hecho.-

Escucha o descarga esta nota:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s