Perú| Por Memoria y Dignidad Fujimori Nunca Más

Por Milagros Panta TeleSISA

Hoy se cumplen 29 años del autogolpe de Estado ejecutado por Alberto Fujimori, genocida y ex presidente del Perú que el 5 de abril de 1992 por medio de un mensaje presidencial disolvió el Congreso de la Nación para dar inicio a una dictadura que trajo consigo una de las épocas más nefastas de la historia peruana. A pocos días de las elecciones el pueblo peruano pide memoria, verdad y justicia.

Con apoyo militar del Ejército, de la Marina y de la fuerza Aérea intervinieron el Congreso, el Poder Judicial, el Ministerio Público, entre otras instituciones como los medios de comunicación para tener total control sobre ellas. Ordenó detenciones y persecución a sus opositores, allanamiento a locales partidarios y principales sindicatos. Teniendo el control del Congreso, decretó una nueva constitución la del ’93 que le permitió postular a la re elección e introdujo consigo el modelo neoliberal y la aplicación de políticas que flexibilizaron los derechos laborales que legalizó la explotación, se dio pase libre al extractivismo trayendo consigo una profunda pobreza y desigualdad.

Alberto Fujimori hoy preso por delitos de lesa humanidad y corrupción es responsable de las masacres de La Cancuta, Barrios Altos, Pativilca, entre otras matanzas y de las desapariciones forzadas de cientos de jóvenes, estudiantes, militantes, campensinxs que aún siguen siendo buscados por sus familaires. La dictadura fujimorista también es responsable de las esterilizaciones forzadas, una práctica racista que se implementó entre los años 1996 y 2000 por medio de la creación del “Programa nacional de salud reproductiva y planificación familiar” que esterilizo contra su voluntad a más de 280 mil mujeres pobres y campesinas que fueron sometidas a la ligaduras de trompas en pésimas condiciones ocasionando daños irreparables a su salud e incluso la muerte.

El régimen fujimorista duró 8 años en el poder y sus consecuencias siguen vigentes hasta el día de hoy, la impunidad y la corrupción sigue siendo un flagelo a combatir. La herencia fujimorista todavía forma parte de estructuras del Estado y están presentes en diferentes fuerzas políticas.

Falta muy poco para que el Perú tenga un nuevo proceso electoral, que será este 11 de abril y las encuestas lxs lideran la hija del genocida, Keiko Fujimori y Hernando de Soto quien fue su asesor en materia política y económica. Es por ello que es importante traer a la memoria, verdad y justicia para que nunca más haya Fujimorismo.

Fotos: Paro Internacional de Mujeres – Perú y Diario La República.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s