Apoderadas denuncian racismo y discriminación en Colegio Alemán de Osorno

Por Martina A. Paillacar Mutizábal*

Dos alumnos de segundo básico y uno de cuarto básico -los tres destacados estudiantes, premiados en diversas áreas por su desempeño académico y personal- fueron retirados por sus apoderados del Instituto Alemán Deutsche Schule Osorno. Denuncian racismo, discriminación y menoscabo en redes sociales por parte de algunos de los integrantes del Directorio y representantes del Colegio. 

La apoderada, P.C, comenta: “Esta situación se da luego de ser alertados como familia de publicaciones “en modo público” en redes sociales, entre ellas Facebook y Twitter, por parte de algunos representantes del Directorio, Dirección del Colegio y del Centro General de Padres y Apoderados. Son publicaciones de carácter discriminatorio y de corte racista contra el Pueblo Mapuche, al cual pertenecen nuestros hijos. También encontramos publicaciones de menoscabo y denigración contra la diversidad ideológica y política existente en toda comunidad, y de negacionismo histórico avalando la violación a Derechos Humanos, entre muchas otras agresiones en redes, como agresiones a los Pueblos Haitiano y Boliviano, entre otros, situación que denunciamos en la Superintendencia de Educación a nivel regional y nacional”.

Por su parte, la apoderada M.P señala:  “Para la denuncia del caso, seguimos todos los protocolos existentes, lamentablemente, el fallo de la Superintendencia a nivel nacional favoreció a los denunciados, señalando que las publicaciones realizadas en modo público -de modo que cualquier persona del mundo y a cualquier hora tiene válido acceso a ellas- son parte de su libertad de expresión. Sabemos, sin embargo, que la libertad termina en el derecho ajeno, es decir, hay una clara diferencia entre la libertad que todo ser humano tiene, y los discursos de odio, que en este siglo son inaceptables, aún menos en una comunidad educativa que promueve supuestamente en su reglamento la multiculturalidad, pero que, contradictoria y sistemáticamente, agreden públicamente y no respetan ni valoran la diversidad cultural existente en esta región y país por medio de redes sociales. Por esto, creemos que sus discursos y mensajes de odio deben ser denunciados, rechazados y sancionados”.

Los padres de los niños, cuyas edades fluctúan entre los 7 y 10 años, señalaron que el Colegio, reconocido por el Ministerio de Educación, jamás se preocupó por mediar o corregir la situación ni por las consecuencias de la denuncia realizada. Así, comentan: “Jamás existió diálogo, ni mucho menos un acercamiento, todo lo contrario. Al parecer, sólo se deseaba que ya no perteneciéramos a la Institución, ya que, dada la reacción y cómo llevaron el caso, pasamos a representar un problema para ellos. En ningún momento, se preocuparon de remediar la situación, ni velaron en cómo afectaría esta misma a los niños. Finalmente, tuvimos que retirar a nuestros hijos, a pesar de ser destacados alumnos, por temor a posibles represalias, malos tratos por parte del directorio y por sobre todo, ante la evidencia de los lamentables dichos y pensamientos vertidos en las publicaciones, de manera sostenida a través varios años”.

Tras la denuncia realizada, los apoderados manifestaron que la respuesta recibida por parte del colegio particular pagado “fue completamente agresiva, sin capacidad autocrítica, señalando que realizarían una posible demanda en nuestra contra por denunciar esta situación. Incluso, cuando se presentó una carta de renuncia, el Gerente del Instituto, respondió vía correo electrónico: <<Solo le puedo pedir que no continúe con estas formas sutiles de desprestigiar, deslegitimar, invalidar, desautorizar y atacar el honor de esta noble institución. En apariencia parecen meras frases y comentarios, sin embargo, afirmar algo que es falso a través de hechos que son verdad, sólo constituyen expresiones demagógicas acompañadas de sarcasmo>>. 

Finalmente, los apoderados señalan: “En su rol de liderazgo y responsabilidad-  es deber de los representantes de una entidad escolar propiciar una coexistencia pacífica y una interrelación positiva para un buen clima escolar, para cumplir con el respeto hacia la diversidad de familias que hoy componen nuestra comunidad escolar y región, por todos los medios habidos posibles y que incluyen redes sociales”.

Tras el fallo recibido, las familias afectadas se reunieron con representantes del Instituto Nacional de Derechos Humanos de la región de Los Lagos; realizaron la denuncia a la Contraloría General de la República, fiscalización que se encuentra en desarrollo; y señalan que denunciarán la situación a organismos dependientes del Gobierno Alemán para su conocimiento. 

Cabe mencionar que la discriminación y racismo, están sancionados en la legislación chilena tanto en la Constitución de la República de Chile como en  la Ley 20.609, ampliamente conocida como Ley Zamudio o antidiscriminación; la Ley General de Educación, la Ley Indígena, entre otras, además de los tratados internacionales suscritos y ratificados por Chile, entre ellos la “Declaración Universal de Derechos Humanos”, el “Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales”; la “Convención internacional sobre la eliminación de todas las formas de discriminación racial” y la “Convención Americana de Derechos Humanos”, entre otros.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s