Reportaje: EL FEMICIDIO DE ISIDORA GONZALEZ ROJAS. UN LARGO CAMINO CONTRA LA IMPUNIDAD [Actualizado]

Por Ñarki Kurru

El Jueves 4 de Octubre del 2018, el territorio del Bío Bío se sorprendía con una noticia inusual: por primera vez un FEMICIDA: Guillermo Atenas Cornejo, juzgado bajo las concepciones y paradigmas de la justicia patriarcal, era sentenciado a cadena perpetua calificada, por el crimen misógino de Isidora Gonzalez Rojas, a quien sus cercanos llamaban Dorito.

Sin embargo, la estructura patriarcal no soportaría tal insusual ética en la justicia y revertiría la condena en el mes de Diciembre, luego de que la defensa del femicida en cabezada por la abogada Maylene Muñoz presentara un recurso de nulidad acogido por la Corte Suprema, lo que dió como resultado que Atenas quedara finalmente condenado por HOMICIDIO SIMPLE.

Foto: Justicia para Dorito

El siguiente reportaje, publicado en su versión original en Periódica La Espora n°1, describe el largo camino que vivió la familia, su madre, su hermana, las amistades y entorno cercano de Isidora, en la búsqueda de justicia.

Cómo fueron los hechos, las características del caso y como este refleja la realidad de un sistema de dominación, que afecta no sólo a las mujeres heterosexuales, sino también a lesbianas, trans, travestis, intersex, no binaries y a todos los seres vivos que habitamos el planeta.

LA DESAPARICIÓN DE DORITO

Dorito tenía 23 años de edad. Hace algunos años atrás había conocido el punk y las canciones de Eskorbuto, acompañaron parte de ese trayecto, en el cual conoció a una gran cantidad de personas, con quienes compartió tokatas y «carretes», principalmente en el puerto de Talcahuano. Ahí en los cerros del puerto, vivió festejos, alegrias, amores, tristezas y violencias.

Aquel año (2017), emprendió viaje hacia el norte, donde recorrió algunas ciudades, para luego a mediados del mismo año, volver camino hacia el sur. En este regreso, es cuando Isidora se detiene en Melipilla, lugar donde se acenta el último tiempo.

Dorito mantenía comunicación constante con sus amigas y principalmente con su hermana menor, con quien hablaba varias veces durante la semana, compartiéndole novedades de su viaje, vivencias y también sus relaciones. De este modo logran enterarse que la joven había conocido a un hombre llamado «Atenas», con el cual había comenzado a generar un vínculo de «dependencia afectiva» el último tiempo ( aproximadamente 3 semanas).

El 28 de Julio del mismo año, comienza la preocupación en su familia, a partir de una publicación que Isidora realiza en su facebook personal, en la cual denuncia haber sufrido agresiones físicas, por parte de «Atenas». Luego de este hecho, la situación empeoraría hasta llegar a niveles de violencia inimaginables.

La comunicación cesó definitivamente, y la desesperación de no saber su paradero, provoca que la familia interponga una denuncia por presunta desgracia en Concepción, a partir de ese momento se inicia su búsqueda.

No obstante, la investigación más exhaustiva, es realizada por sus mejores amigas y hermana, quienes comienzan a contactarse por medio de las redes sociales, con diferentes personas que compartían con Dorito en Melipilla, logrando ir encajando lentamente las piezas de un puzzle, que aún no se logra armar completamente.

El día 7 de Septiembre, aparece en algunos medios de comunicación, la terrible noticia del hallazgo de un cuerpo de mujer a orillas de un canal, en el fundo Camarena de Melipilla. El cuerpo se encontraba con un alto grado de descomposición y fragmentado, por lo cual las policias publican la fotografía de un tatuaje de golondrina (que aún se preservaba intacto en uno de sus brazos) para facilitar su identificación.

Al leer y compartir dicha publicación, quienes conocían a Isidora, identificaron el tatuaje… se trataba de Dorito y para la familia solo faltaba comprobarlo por medio de los exámenes de ADN.

Ese mismo día, sus amigas organizan la primera velatón por Dorito, en Plaza Perú de Concepción, lugar que frecuentaba «Isi».

Finalmente, luego de aproximadamente diez dias de tramitaciones, el 16 de Septiembre, el cuerpo de Isidora llega a Concepción, en donde su familia realiza un íntimo velorio, para luego el día siguiente, despedirla junto a sus amistades en el Parque del Recuerdo de San Pedro de la Paz.

LA BÚSQUEDA DE ATENAS

En medio de la conmoción por la noticia y de los dolorosos trámites, las amigas de Dorito comenzaron una improvisada «campaña» para dar con el paradero del primer sospechoso, su pareja y agresor, Guillermo Atenas. Es así como se comienza a difundir por facebook la fotografía del principal sospechoso, con la intención de encontrarlo.

Poco a poco comienzan a aparecer diferentes datos, hasta que un anónimo denuncia que Atenas habría viajado en dirección a Angol, en el mismo bus que él.

Ese mismo día, Atenas fue detenido, según medios que cubrieron la noticia, en «casa de unos conocidos», donde llegó huyendo del cerco policial. Durante la detención, se corroboró que este también mantenía antecedentes por robo con intimidación, hurto y lesiones, lo cual agilizó los trámites de traslado a la Región Metropolitana, hasta su próxima formalización.

LA BÚSQUEDA DE JUSTICIA

La espera por obtener respuestas, fue larga y dolorosa. No había mayor información sobre lo sucedido. Los meses pasaban y se hacía imperante mantener presente el caso, para evitar que pasara al olvido, como muchos otros femicidios. Es así, como comiezan a desarrollarse en Concepción una serie de actividades de denuncia y memoria, entre el 2017 y 2018, primeramente por su entorno cercano, para luego ir abarcando cada vez mas apoyo de colectivas feministas y lesbofeministas, que fueron sumando acciones para solidarizar con su madre y familia.

Manifestación por Dorito

El caso también había remecido a nuestras compañeras feministas de Melipilla, quienes ante la aproximación del juicio, realizaron una serie de actividades de visibilización del caso, noticias que llegaban por medio de la página Justicia para Dorito, que se dedicaba a difundir las diferentes actividades que se generaban en su memoria.

De esta manera, se logra organizar en conjunto una jornada de agitación con 4 días de duración, entre las colectivas Violeta fem, 13 Rosas, Colectiva Helena (Melipilla) y colectiva La Zarzamora (Concepción). En esta jornada, que se realizó paralelamente al juicio, se hicieron presentes también las amistades y familia de Dorito.

Cada día comenzaba con volanteos y agitación a las afueras del Tribunal Oral en lo Penal de Melipilla, para culminar con la realización de murales, propaganda, lecturas poéticas, ferias de difusión feminista e intervenciones entre otras actividades, que sin duda dejaron huellas en aquella ciudad.

En este juicio, la familia y el equipo de querellantes, se la jugarían por entero para lograr un fallo coherente con el terrible hecho, teniendo en cuenta la parcialidad de la justicia en casos como el de Nabila Riffo, donde quedó en evidencia que las vulneraciones hacia las mujeres, por más violentas que sean, no son graves para un sistema judicial creado por hombres.

EL JUICIO

El Lunes 20 de Septiembre, en el Tribunal Oral de lo Penal Melipilla, comienza el primer día de juicio, que parte con la declaración de la comisaria que detuvo a Atenas en Angol, quién afirmó que este había confesado la autoría del crimen, durante el trayecto de la ciudad sureña a Melipilla. Desde este minuto, los fuertes detalles comienzan a aparecer consecutivamente.

Esta afirmación en conjunto con las revelaciones de otros testigos y peritos, fueron lentamente dilucidando el hecho. Recordemos que esta confesión era la única hasta el momento, ya que luego de su control de detención Guillermo Atenas se niega rotundamente a dar declaraciones.

Foto: Justicia para Dorito

LOS HECHOS

Guillermo Atenas Cornejo, un solitario adicto a la pasta base, había conocido a Dorito en las calles de Melipilla. Rápidamente comenzaron una violenta relación que llevó a Isidora a convivir con el agresor en una pieza que se encontraba cerca del centro de Melipilla, pieza que era arrendada por la madre de Atenas, quien le aseguraba la existencia a un hombre adulto de 33 años.

Según datos recopilados en conversaciones aledañas al juicio, el femicida mantenía a Isidora en un «estado represivo», en el cual este determinaba sus tiempos y relaciones de amistad.

Es así como un día indeterminado, por causas que aun desconocemos, Atenas comienzó a golpearla, la Doro hizo lo que pudo con una pequeña manopla, que había comprado para su autodefensa.

No conforme con golpearla brutalmente, Atenas la hiere con un cuchillo, primero en su pecho, y luego continúa con su cuello y el costado de uno de sus pechos, para posteriormente dejárla abandonada sin vida en la pieza que compartían.

Días después (indeterminados) vuelve al lugar del femicidio. Con una sierra secciona la vida, la memoria la existencia, luego la encierra en bolsas, la introduce en la maleta negra, que alejaria las evidencias, el canal haría lo suyo. La lanzó desde el puente…

Las declaraciones se escuchaban con dolor y rabia al otro lado del vidrio que protegia al criminal, quien con indiferencia, escuchaba con total tranquilidad la descripción de sus propias y terribles acciones, relatos que no cabían en nuestras cabezas, pero que para el parecían una historia normalizada y conocida.

Foto: Ojos sin Párpados

LA FRAGMENTACIÓN: Una estrategia patriarcal y especista de aniquilación

Durante el desarrollo del juicio, fuímos conociendo quien era Guillermo Atenas. Nos enteramos entonces de que su último trabajo fue en Ariztía, conocida marca avícola de la industria cárnica, en la cual diariamente son torturadas, mutiladas, electrocutadas y asesinadas millones de aves, siendo una de las empresas más reconocidas, en cuanto al nivel de brutalidad y violencia hacia lxs animales.

Posteriormente, el Psiquiatra del SML Rodrigo Dresdner, quien había tratado a Atenas durante la prisión preventiva, relata sórdidas confesiones de Guillermo Atenas, revelando que este disfrutaba torturando y asesinando animales en un conocido cerro de Melipilla, acción que repitió desde que era estudiante.

Así se dejaba entrever otra característica del caso: LO QUE LE SUCEDIÓ A DORITO, FUÉ RESULTADO DE UN ENTRENAMIENTO CONSTANTE CON EL SUFRIMIENTO DE INNUMERABLES ANIMALES, que padecieron masacrados por el femicida con anterioridad. Efectivamente, Atenas había aprendido lo que hizo a Dorito, haciéndolo antes con animales.

La escritora feminista y defensora de los animales Carol J. Adams, en su libro «La Politica Sexual de la Carne», nos habla de las opresiones interconectadas entre mujeres y animales. De esta manera sostiene que:

Maltratadores, violadores, asesinos en serie y abusadores sexuales de niños, han victimizado a animales»

Carol J. Adams

La autora establece una relación histórica en la dominación del hombre hacia mujeres y animales, compuesta de tres conceptos fundamentales: OBJETIFICACIÓN, FRAGMENTACIÓN Y CONSUMO.

Carol J. Adams

La primera permite que un opresor vea a otro ser como un objeto, la segunda es el «brutal descuartizamiento» del cuerpo de un ser vivo objetificado y por último el consumo, que es «la aniquilacion de la voluntad, de la identidad separada… A través de la fragmentación, el objeto es separado de su sentido ontológico, y finalmente consumido»

De esta forma, cuando el cuerpo es fragmentado, se busca eliminar la existencia y evidencias de lo que fue. Nos encontramos entonces con un hecho reiterado, consumado en su mayoria por hombres, y con una misma finalidad: la aniquilación.

LA VIOLENCIA EN EL PUNK

El caso de Dorito, nos ha llevado a diferentes cuestionamientos, uno de ellos, es la misoginia existente dentro del punk. Ya son decenas de años desde que la movida punk se instauró como expresión de rebeldia social en estas tierras, siendo muchas mujeres participes de bandas musicales, organizaciones de espacios y de tokatas.

Sin embargo la monopolización del machismo en la «escena», se ha manifestado desde letras de algunos grupos, hasta la concreción de millones de abusos sexuales y agresiones silenciadas en una red de amiguismos proteccionistas.

En enero de este año (2018) Diana No, baterista y fundadora de la banda punk «Ellas No», realiza una denuncia pública en la cual describe los abusos de caracter sexual y psicológico que vivó de parte de su compañero de banda en «Por mi Culpa».

En una entrevista para el Observatorio de Género y Equidad, Diana relata:

En un principio lo normalizaba, pero él se aprovechó de la confianza que le tenía. El abuso sexual durante 10 años no tiene nada que ver con una violación amordazada, son otras lógicas pero el desenlace es el mismo: la dominación. Era mi enemigo pero le resté importancia, porque me costaba ver el abuso y solo veía a una persona deficiente”

Diana No

Cuando identificamos estas violencias, sentimos la necesidad de no callar, de advertir a las jóvenes que están entrando en la movida punk, que este espacio por mas antiautoritario que se autodefina, no responde a lógicas horizontales, perpetrándose en el y bajo el reguardo colectivo, violaciones, agresiones y vulneraciones de todo tipo hacia mujeres y otras corporalidades, que no encajan en la pose «machocore» de los hombres heteropunk.

El Punk surge producto de una opresión social y promueve las relaciones sociales, colectivas y humanas, oprimir a otro en este contexto es brutal. A fin de cuentas, el hombre Punk tampoco se cuestiona sus privilegios y se comporta con las mismas lógicas patriarcales de cualquier otro porque tiene poder»

Diana No

Sin duda, hay mucho más que reflexionar entorno al tema, y tenemos que hacerle frente a esta realidad, lo cual nos lleva a pensar en que la trasecendencia de Dorito, la joven punk de voz dulce y amante de los animales, se vislumbra en el lograr destruir la naturalización de estas prácticas, evitando que otras pasen por estas situaciones, denunciándolas, combatiéndolas, tomándonos el protagonismo, generando espacios punk separatistas y seguros, para llegar a compartir juntas en un pogo libre de machos punks y misoginia.-

Un comentario sobre “Reportaje: EL FEMICIDIO DE ISIDORA GONZALEZ ROJAS. UN LARGO CAMINO CONTRA LA IMPUNIDAD [Actualizado]

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s