La estrategia del gobierno resultó: Mujer es brutalmente agredida por defender a encapuchado

Por La Zarzamora

El pasado viernes 8 de noviembre en Concepción, a eso de las 12 de la noche en la intersección de las calles Pelantaro con Carreras, una joven de 29 años fue brutalmente agredida por un hombre que se autodefinió como «protector de la ciudad»

Durante la última semana de manifestaciones, los medios de comunicación hegemónicos, han desarrollado una campaña de división social, utilizando la famosa táctica del «enemigo interno» al cual corporaliza en las y los jovenes que actúan en contra de las grandes empresas del retail, transnacionales y reconocidas empresas involucradas en casos de corrupción.

Es así como, se ha descontextualizado el actuar de la juventud movilizada, definiendo el boicot hacia las multinacionales como actos vandálicos que hacen «daño a la ciudad». De esta manera las personas que aún no optan por informarse de manera independiente, van olvidando la colusión de las farmacias, las estafas de las AFP, los actos antisindicales de Walmart, entre otros casos en los cuales estas empresas han burlado y vulnerado la dignidad de miles de personas en Chile.

Rápidamente, quienes continúan dando cara al actual estado represivo ejecutado por el gobierno de Piñera, pasaron en pocos días a ser enemigos, enemigos de la ciudad, vándalos y delicuentes.

Bajo este contexto, influenciado y animado por las intervenciones de políticos de ultraderecha como Kast y Mathei, es que comienzan a generarse diversas agresiones ejecutadas por mentes acríticas y limitadas.

LOS HECHOS

La joven agredida se encontraba en su residencia cuando comenzó a escuchar gritos en la calle. Al asomarse por su ventana, observa que hay un joven solo, al lado de una pequeña barricada de escombros, el cual comienza a ser agredido por dos hombres que bajan de sus vehículos.

Uno de ellos estaba armado con un fierro y junto al otro conductor comienzan a propinarle golpes al solitario joven, ante lo cual personas que pasaban por el lugar responden gritando «que lo dejen de agredir».

Al darse cuenta de la situación la mujer sale hacia la calle a evitar que continúe la agresión. «Pense que lo dejarían al ver que había más gente con él» relata la mujer, quien al salir, se da cuenta que los agresores tenían al joven reducido en el suelo.

Gracias a los gritos, ambos automovilistas se detienen para luego retirarse del lugar.

Frente a esto algunas personas en conjunto con la mujer, se quedan acompañando al agredido, quien minutos mas tarde también se retira del sector. Finalmente ella queda sola en el lugar.

Es en este contexto, que la mujer escucha que una vecina pide sacar algunos escombros de la barricada para poder estacionarse, por lo cual acudió en su ayuda, permitiéndole tal acción.

Realizando esto, es cuando el hombre de la foto, de unos 45 años se le acerca y le comienza a preguntar si ella vive ahí, continuando luego hostigándola y pidiéndole explicaciones por la barricada, todo de manera descontrolada y agresiva, a lo cual ella contesta diciendole que «no es su profesora».

Cuando la joven ingresa nuevamente al edificio donde habita, observa que unas 6 personas comienzan a desarmar la barricada, personas que por medio de gritos e insultos empiezan a responsabilizarla y a tratarla de delincuente, al verse agredida la joven comienza a grabar, con su teléfono.

El hombre que la había hostigado, se acerca rápidamente a ella, arrebatándole el teléfono por entre la reja y tirándolo hacia la vereda de en frente. Ante esto la chica salta la reja para ir a buscar su teléfono a la calle y encara al hombre, el que responde con insultos sacando un baston retráctil con el cual la amenaza constantemente, para finalmente golpearla en el rostro dejándola sangrando.



Irrisoriamente en vez de recibir ayuda, la joven mujer continúa siendo insultada por otros hombres que acompañaban al agresor, quien le afirmó que era «protector de la ciudad».

CUANDO TE IMPORTA MÁS UN MALL QUE LA VIDA.

Este hecho deja en evidencia el efectivo funcionamiento de la práctica divisionista que ejecuta el gobierno. Así mismo, demuestra la realidad que vivimos cotidianamente mujeres y otras corporalidades, frente a las agresiones patriarcales presentes en todos los contextos.

De esta manera vamos encontrándonos, a medida que avanzan los días en esta nueva dictadura, con personajes indignados por una barricada, pero pasivos frente a los abusos de un sistema devastador.

Cuando territorios completos siguen siendo erosionados y destruídos por la industria forestal, cuando los ríos son rematados como objetos al mejor postor, cuando la naturaleza es transada en la bolsa de comercio de tal o cual país, cuando niñas y niños estan siendo baleados por FFEE, cuando vivimos en un contexto de tortura y abuso de poder, hay personas valóricamente tergiversadas, que consideran mas importante el tránsito de una calle que la vida misma.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s